55-7589-8447

Lun – Vier de 9:00 a 19:00 | Sáb de 9:00 a 15:00

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria,crónica, autoinmune y sistemática de origen desconocido, afecta a la membrana sinovial, se caracteriza por inflamación poliarticular y simétrica de pequeñas y grandes articulaciones con compromiso sistémico en cualquier momento de su evolución.

Afecta del 0.2% al 2% de la población mundial, principalmente a las mujeres y en grupos con mayor capacidad productiva.

La edad de inicio es a los 40 años, el 80% de los pacientes cursan con exacerbaciones y de curso progresivo que de no tratarse puede causar limitación funcional, daño articular reversible, discapacidad y disminución de la calidad de vida de los pacientes.

La Artritis Reumatoide constituye un problema de salud pública en Estados Unidos y en países desarrollados.

El diagnóstico y tratamiento oportuno de la Artritis Reumatoide incrementa la probabilidad de controlar el proceso inflamatorio, limitar la progresión del daño, mejorar la calidad de vida, funcionalidad y la pronta reincorporación a las actividades del paciente.

El diagnóstico de la Artritis reumatoide se debe basar en primera instancia en una exploración física en el que se corrobore la artritis cuando menos en 3 articulaciones, rigidéz matinal de más de 30 minutos y dolor a la palpación en articulación metacarpofalángica y falanges, también pueden observarse alteraciones en el antepié pudiendo ser signos iniciales de la enfermedad. 

Los estudios de gabinete son importantes para confirmar el diagnóstico ya que la proteína C reactiva tiene una estrecha relación con la actividad inflamatoria de la enfermedad. El diagnóstico y tratamiento oportuno son la clave fundamental para evitar daños estructurales y disminución de la calidad de vida.

El tratamiento debe ir de la mano con el médico reumatólogo y fisioterapeuta; debe ir dirigido a controlar todas las manifestaciones clínicas y consecuencias incluyendo el control de la inflamación, las secuelas estructurales y comorbilidades de la misma, incluyendo la terapia ocupacional como parte del tratamiento. En MiPhysio® realizamos una exploración física para dar un diagnóstico certero y realizar un abordaje terapéutico  evitando lo menor posible los daños de ésta alteración.