55-7589-8447

Lun – Vier de 9:00 a 19:00 | Sáb de 9:00 a 15:00

Un espasmo muscular también llamado calambre es una contracción involuntaria de un músculo el cual se tensa de manera rápida y brusca formando un bulto en el músculo.

Son muy dolorosos y se producen por irritación de las fibras musculares.

Algunas situaciones pueden favorecer su aparición:

-Una lesión

-Ejercicio físico intenso

-Cansancio muscular

-Deshidratación

-Posición prolongada de un músculo

-Falta de minerales en el cuerpo

-Medicamentos

-Afecciones médicas como insuficiencia renal y diabetes

-Insuficiente sangre a los músculos

Por lo regular los espasmos aparecen y desaparecen rápidamente, cuando se contrae el músculo debe estirarse lentamente y hacer un masaje para relajar las fibras.

PREVENCIÓN

-Tomar suficiente agua

-Tomar vitaminas y minerales

-Hacer actividad física periódicamente

-Estirar los músculos 

-Tomar relajantes musculares

Se debe consultar al médico si los calambres son de larga duración, si hay dolor nocturno que no deja dormir, hormigueo y debilidad en piernas.

Consejo: En caso de que se esté realizando una actividad física y hay presencia de algún espasmo muscular se debe suspender y realizar estiramiento muscular y aplicación de terapia manual en la zona afectada.
Colocar calor en la zona ayuda a relajar el músculo, ya sea con compresas húmedo calientes o bolsas químicas.
Después de presentar un calambre se debe tener una correcta hidratación.

Es importante realizar calentamiento de los músculos previos a realizar alguna actividad física y después realizar ejercicios de estiramiento. 

En MiPhysio® realizamos una valoración y un tratamiento de acuerdo a las características del paciente para prevenir y eliminar los espasmos musculares.